Libérate de los deberías

Los “deberías” constituyen todo aquello que creemos que tenemos que hacer y que representan una obligación , que la mayoría de las veces ni nos interesan o que vienen impuestas desde fuera.

La explicación es que , si nos interesara de verdad hacer ciertas cosas, tendríamos la motivación necesaria para realizarlas. Cuando alguien quiere hacer algo de verdad consigue sacar tiempo de donde sea, es decir, aprende a priorizar lo que para él es importante.25F deberías

Todos tenemos una larga lista de deberías: debería hacer ejercicio, debería comer fruta, debería llamar a menganito, debería aprender inglés, etc. Esta larga lista nos abruma y nos hace perder perspectiva de lo verdaderamente importante en nuestra vida.

El problema con esta larga lista de deberías es que la gran mayoría de las veces se quedan en un debería, no son realmente un objetivo con un plan de acción que ayude a conseguirlo. Sigue leyendo Libérate de los deberías

Déjate de complejos

Un complejo es una visión distorsionada de nosotros mismos, de la forma que vemos nuestras habilidades y valía. Esta percepción hace que la persona piense, sienta y actúe como si los demás fuesen mejores que ella, cuando en realidad no es mejor ni peor, sino simplemente diferente. En este caso decimos que tiene complejo de inferioridad.

Los complejos frecuentemente  tienen su origen en la infancia. Alrededor de los 8 años el niño comienza a compararse con los demás. Esto es importante para el desarrollo de su identidad, pero también es básico para su autoestima hacerle ver que su valía como persona no depende de sus cualidades, dones y habilidades en comparación con los demás, sino que es válido siendo como es.18F complejos

Las comparaciones son ciertamente odiosas. Si en la infancia hemos sido objetivo de excesivas comparaciones para fomentar la competitividad o cualquier otro comportamiento, es posible que de adultos vivamos acomplejados, sin reconocer nuestro propio valor como persona. Las comparaciones frecuentemente producen falta de autoestima, que se refleja en los complejos. Sigue leyendo Déjate de complejos